3 dietas diuréticas sanas y efectivas

La sandía es uno de los protagonistas de las dietas diuréticas de verano

Aunque creamos que todas las dietas son iguales, para nada es así. Esta creencia es absolutamente errónea y la posible causa de que cada día miles de mujeres y hombres de todo el planeta las abandonen por no conseguir los resultados deseados.

A nadie le gusta pasar hambre ni privarse de alimentos que son de nuestro agrado, por lo que si no conseguimos resultados rápidos y visibles, es muy fácil que caigamos en la desidia y retomemos nuestros hábitos anteriores.

Precisamente uno de los mejores tipos de dietas son las dietas diuréticas, que nos ayudan a bajar de peso rápido con alimentos sanos y también a reducir volumen gracias a la lucha contra la retención de líquidos.

Hoy te vamos a hablar de 3 dietas diuréticas realmente efectivas para que consigas tus objetivos y te sientas mejor contigo misma.

Dieta de la Piña

La más popular de las tres es sin ninguna duda la Dieta de la Piña. Todas hemos oído hablar de ella y muchas de nosotras la hemos llevado a cabo en alguna ocasión y hemos comprobado en nuestras propias carnes (nunca mejor dicho) sus resultados efectivos.

fruit-1477016_640

La dieta de la piña consiste fundamentalmente en tomar piña en todas las comidas del día de diferentes formas: en rodajas, en zumo o como acompañamiento. El primer día, comeremos solamente piña, el segundo lo acompañaremos de pescado blanco y el tercero de carne baja en grasa.

Por su radicalidad, solamente podremos hacerla durante 3 días, dos veces al mes. Estas dietas diuréticas no son por sí solas demasiado sanas ya que prohíben muchos alimentos, pero como solo se realizan de manera puntual no perjudican a la salud y son muy efectivas.

Dieta de las frutas de verano

En la misma línea de la dieta de la piña aparece otra de las dietas diuréticas más populares. La dieta de las frutas de verano aprovecha las frutas típica de temporada para aprovechar sus beneficios y propiedades y ayudarnos a perder peso con ellas. En verano, casi todas las frutas son muy ricas en agua, por lo que nos ayudarán a perder líquidos: melón y sandía suelen ser los protagonistas absolutos, pero hay muchas otras opciones.

La sandía es uno de los protagonistas de las dietas diuréticas de verano
La sandía es uno de los protagonistas de las dietas diuréticas de verano

La estructura de esta dieta es idéntica a la de la dieta de la piña. La llevaremos a cabo durante 3 días, 2 veces al mes o lo que es lo mismo, cada 2 semanas. Es importante no repetirla continuamente y alargar cada vez más el tiempo entre una y otra cuando ya alcancemos los resultados deseados.

Lo mejor de las frutas de verano es que al ser tan ricas en agua apetecen por sí solas y no nos resultará difícil seguir esta dieta. Hay mucha variedad y todas ellas son muy sanas.

Dieta de la avena

La avena es uno de los alimentos más sanos que existen. Sus beneficios van desde bajar el colesterol hasta ayudarnos a adelgazar. Además, puedes tomarla de muchas maneras, por lo que este tipo de dietas diuréticas no se te harán pesadas.

Hay dos formas de seguir la dieta de la avena. La más fácil, es desayunar café con leche y copos de avena y merendar un batido a base de agua de avena y una barrita energética durante al menos 10 días sin interrupción.  El resto del día tenemos carta blanca de verduras, frutas, legumbres, carnes bajas en grasas y pescado blanco o azul.

La avena nos aporta beneficios fabulosos para la salud
La avena nos aporta beneficios fabulosos para la salud

La segunda forma de esta dieta de la avena es nutrirnos durante 1 día a la semana únicamente de lácteos desnatados y avena en todas sus variedades: copos de avena, leche de avena, agua de avena… Para el almuerzo podemos acompañarlo de frutas y para la cena de verduras al vapor.

Al ser una dieta muy restrictiva, solo se recomienda llevarla a cabo 1 día a la semana (preferiblemente los lunes, ya que llegamos descansados y saciados del fin de semana) durante un tiempo máximo de 1 mes, dejando descansar otro mes si queremos volver a hacerla.

Otras dietas diuréticas muy conocidas son la dieta de la alcachofa, la dieta del tomate o la dieta del espárrago, todas con características similares a las vistas anteriormente: son fundamentalmente dietas monoingredientes y solo se pueden realizar durante un período de tiempo muy corto.

Las infusiones son diuréticos naturales
Las infusiones son diuréticos naturales

Además de esto, no olvides que para el éxito total de tus dietas diuréticas debes beber mucha agua y acompañarlo de al menos una infusión al día, preferiblemente a media mañana o a media tarde. Las sopas también están muy aconsejadas por tratarse fundamentalmente de líquido. Si no tienes la costumbre de acudir con frecuencia al baño, intenta tomar este hábito para ayudar también a acabar con la retención de líquidos.

Te notarás más sana, menos hinchada e incluso más feliz. Las piernas dejarán de dolerte si este era tu problema y, en definitiva, ganarás en calidad de vida a la vez que pierdes peso y consigues el cuerpo con el que siempre has soñado.