¿Ir al gimnasio o hacer ejercicio en casa?

¿Ir al gimnasio o hacer ejercicio en casa?

Cada 1 de enero se repite la misma escena. Grupos de chicas y chicos que suben a Facebook sus propósitos de llevar una vida más sana y ejemplar durante el nuevo año. Aprender inglés, dejar de fumar y perder peso suelen ser los tres propósitos (¿o deberíamos llamarles deseos?) que más veces aparecen en estas declaraciones de intenciones.

Si el tuyo es precisamente el tercero, te gustará saber que hay una serie de claves que te pueden ayudar a no abandonarlo en dos días. Es muy importante, por ejemplo, que te marques una rutina y la sigas, sin excusas. Eso sí, intenta que sea lo más realista posible. Si sabes que odias madrugar, no te propongas levantarte a las 7 de la mañana para salir a correr porque lo más probable es que día sí día también apagues la alarma y sigas en brazos de Morfeo.

Además de elaborar un calendario con tu planificación, estaría muy bien que alguien lo hiciera contigo. Si te apuntas al gimnasio con tu hermana, con una amiga o con un compañero de trabajo, entre los dos os daréis la motivación que quizás la falta al otro.

Por último, debes saber que para perder peso no basta con hacer ejercicio en casa o ir al gimnasio, también es realmente importante la alimentación. ¡Comienza a cuidarla! Elimina fritos, bollería industrial, golosinas y grasas en exceso y apuesta por lo natural, lo casero y las cenas light. Tu báscula y tu salud te lo agradecerán.

También hay ejercicios de baja intensidad enfocados a tonificar y no a perder peso
También hay ejercicios de baja intensidad enfocados a tonificar y no a perder peso

Ahora que conoces algunos tips para ser más constante y conseguir mejores resultados, seguro que te planteas la eterna pregunta si quieres incorporar el deporte a tu vida: ¿voy al gimnasio o hago ejercicio en casa o al aire libre?

Las tres respuestas son correctas, no hay ningún plan mejor o peor y debes buscar aquel que se adapte mejor a ti, porque todos tienen ventajas e inconvenientes que pueden hacerte fracasar o triunfar en tu propósito

El gimnasio:

Ventajas:

Más constancia: El hecho de pagar una matrícula y tener un horario establecido para el uso de máquinas o la participación de una clase en concreto, te ayudarán a crear un vínculo, una obligación o rutina que te dará más cargo de conciencia eludir.

Amplías tu círculo social: Uno de los mejores sitios para conocer gente nueva es un gimnasio. Nada como compartir fatigas y objetivos comunes para encontrar gente con intereses similares a los tuyos. Muchas parejas han nacido aquí, ¿y si encuentras a tu príncipe azul en clase de croosfit?

Las clases son un excelente modo de aprovechar el gimnasio
Las clases son un excelente modo de aprovechar el gimnasio

Más variedad: La mejor pega del ejercicio en casa es que está  mucho más limitado. Si eliges un buen gimnasio, tendrás mucha variedad y podrás elegir lo que más te guste.

Aseguras resultados: Al estar bajo la supervisión de un profesional, te aseguras hacer correctamente los ejercicios en tiempo y forma, por lo que si eres constante y lo acompañas de una correcta alimentación, los resultados están garantizados.

Inconvenientes:

Desplazamientos: El hecho de tener que desplazarnos hasta nuestro gimnasio, especialmente si tenemos que ir en coche o en transporte público, puede hacer que la pereza nos invade y nos quedemos más de un día en casa. Busca el gimnasio que esté  más cerca, lo agradecerás.

gimnasio
Ir al gimnasio te ayudará a conocer gente y sentirte más acompañada

Precio: Aunque pagar una matrícula y una cuota mensual te ayuda a ser más constante, también puede ser un impedimento para iniciar la actividad o plantearte continuarla. No está la vida para derrochar dinero y si vamos apurados el gimnasio es uno de los primeros “lujos” que nos quitamos.

Vergüenza: Muchas personas rehúsan de ir al gimnasio y hacen ejercicio en casa precisamente por la privacidad que esto nos aporta. Personas tímidas o con un gran sentido del ridículo que piensan que el resto estarán atentos a cualquier error en un paso de zumba o en aeróbic.

Ejercicio en casa o al aire libre:

Ventajas:

Comodidad: Hacer ejercicio en casa o en el parque que tenemos justo detrás de donde vivimos nos aporta sin ninguna duda mucha más comodidad al evitar desplazamientos que nos pueden suponer tiempo y dinero.

Aprovecha las ventajas del ejercicio en casa
Aprovecha las ventajas del ejercicio en casa

Gratis: Excepto si compras algún aparato, como una bici estática, mancuernas, cinta de correr o zapatillas específicas de running, el desembolso lo haces una sola vez y si te cansas siempre puedes venderlo en algún sitio de segunda mano como Wallapop. Una vez hecha esta pequeña inversión inicial, no tendrás que pagar una cuota todos los meses o abandonarlo por falta de dinero.

Sin horarios: Si en tu trabajo estás a turnos rotativos o si cada vez te apetece hacer ejercicio a una hora diferente, nada mejor que el ejercicio en casa o al aire libre. Tú marcas tus horarios, da igual que te guste más al mediodía o a las 12 de la noche.

Inconvenientes:

Menos constancia: Tanta libertad y flexibilidad pueden hacerte caer con mayor facilidad en la pereza y en la falta de constancia.

Menos recursos: Aunque intentes equiparte bien, el material deportivo para hacer ejercicio en casa o al aire libre nunca lo podrás comparar al de un buen gimnasio, por lo tanto tendrás menos variedad y te puedes aburrir antes.

Frío o calor: La temperatura ambiental también influyen a la hora de hacer ejercicio en casa. Si te has propuesto salir a correr, las altas o bajas temperaturas del verano y el invierno harán que fracases en tu intento. Igual ocurre en casa: si no tienes calefacción centralizada, ¿quién deja el sofá y la manta para pasar frío con las mallas en la bicicleta estática?

Con toda esta información, ya puedes valorar si tus preferencias y tu estilo de vida está más enfocado a ir al gimnasio o a hacer ejercicio en casa.