Remedios naturales para la gripe

remedios naturales para la gripe

Cada año, la gripe se transmite de forma veloz casi sin poder remediarlo. Aunque en la mayoría de países la tenemos normalizada, esta infección vírica puede llegar a ser potencialmente mortal entre las comunidades más subdesarrolladas o entre aquellas personas catalogadas como de alto riesgo (bebés, ancianos o enfermos de otras afecciones como enfermedades crónicas).

La repercusión es principalmente un problema de salud, pero también afecta a la economía nacional debido a la saturación de los servicios médicos, la aportación en medicamentos y las bajas laborales que llevan consigo.

Aunque nos creamos que solo hay un tipo de gripe estacional, en realidad se divide en tres variantes: gripe A, B y C. La C es la menos común por lo que no se suele incluir en los planes de vacunación.

En este artículo vamos a conocer formas de prevención, sus síntomas y algunos remedios naturales para la gripe.

Prevención

La mejor forma de prevenir una gripe es mediante las campañas de vacunación que comienzan en otoño. Los grupos de riesgo son principalmente quienes no deben eludir la vacuna, pero en general está recomendada a cualquier tipo de persona siempre que no lo contraindique un doctor.

Aunque no formes parte de los grupos de riesgo, también es importante que te conciencies de la importancia de vacunarte si estás en contacto diario con ellos (por ejemplo, maestros, personal sanitario, etc.)

Vacunar para prevenir la gripe
Vacunar para prevenir la gripe

Otra forma de prevención pasa por extremar los cuidados personales. La gripe vírica se transmite de persona a persona, por lo que no debemos acudir a casa de un enfermo, darle dos besos ni estrechar la mano o compartir ropa o comida.

Siempre que llegues a casa de la calle lávate bien las manos y si es posible lleva en el bolso algún líquido desinfectante para limpiar las manos en todo momento si piensas que has podido tener contacto con algún enfermo de gripe.

Síntomas

Malestar, mucosidad, fiebre alta, tos seca y dolor muscular son los síntomas principales de las gripes que suelen tener un carácter bastante intenso.

Las gripes estacionales comunes suelen durar entre 5 y 7 días.

3 Remedios naturales para la gripe

Existen en el mercado antivíricos que pueden reducir los síntomas de las gripes, pero para que causen un mayor efecto es importante suministrarlos en los dos primeros días. Los antiinflamatorios como el Ibuprofeno también nos pueden aliviar bajando momentáneamente la fiebre y eliminando los dolores de cabeza y musculares.

Fruto Sauco
Fruto Sauco

Sin embargo, existen remedios naturales para la gripe que poca gente lleva a cabo y que nos pueden aliviar de forma natural, en casa y sin exponernos a ningún tipo de riesgo o contraindicación.

Té de jengibre: El jengibre es uno de los mejores remedios naturales para la gripe, podemos tomarlo de la manera que más nos guste, pero elaborar con él un té o infusión es la forma óptima para, además de aprovechar sus propiedades, conseguir también beneficios extras: alivio del dolor de garganta y de estómago, reducción de los escalofríos e hidratación.

Perlas de ajo: Lo ideal sería tomarnos el ajo en crudo, pero su fuerte sabor es especialmente desagradable cuando no tenemos el cuerpo para fiestas. Si quieres hacer remedios naturales para la gripe, compra perlas de ajo en herbolarios y tómate una a media mañana. Te ayudará a mejorar tus defensas y recuperarte antes.

Infusiones de sauco: El sauco es un fruto que puedes encontrar también en tiendas naturópatas. Elaborar una infusión casera con él es uno de los remedios naturales para la gripe más desconocidos pero con mejores resultados. Este fruto contiene algunos elementos comunes con la aspirina, por lo que podemos bajar la fiebre de forma natural.